domingo, 4 de noviembre de 2018

Testimonio DIEGO FERNANDO GIRALDO


Fecha: 28/05/2012


Mi esposa y yo visitamos al Dr. Jaramillo en junio del 2002 cuando él tenía apenas 3 semanas de nacido, el nació con hipoglucemia y también  hipotonía cervical que le impedía levantar sus brazos y cabeza para lo cual tuvimos que llevarlo a terapias desde muy temprano, gracias a que empezamos con la dieta inmediatamente cuando el niño cumplió mes y medio ya tenía el peso requerido para su edad y después de eso siempre estuvo en el paso y la talla de un niño de 1 o hasta 2 años mayor que él, en apenas un año el neurocirujano que lo venía tratando para el problema de la hipotronia lo dio de alta y no podemos negar que el trabajo de las niñas que le hacían las terapias combinado con los ejercicios que le hacíamos en casa mi esposa y yo fueron fundamentales para este gran logro, la sopa Jaramillo, la leche de soya y frutas recomendadas por el Dr. Jaramillo jugaron un papel fundamental ya que en nuestras visitas semanales a las terapias conocimos otros niños que tenían el mismo problema y tenían una dieta láctea tradicional y podíamos notar que el progreso de estos niños ni siquiera se acercaban al de nuestro hijo.
En un par de semanas Diego Mauricio cumplirá 10 años y gracias a su inicio a temprana edad con la dieta Jaramillo, siempre se acostumbró a comer frutas, verduras y comida saludable, cuando vamos a restaurantes los que nos atienden siempre se sorprenden de verlo comer porque no es de los que comen comida chatarra, es muy inteligente, vivimos en Florida y él asiste a una escuela Magnet donde tienen un nivel académico más exigente que el de una escuela normal y aun así él siempre saca muy buenas notas, por encima del promedio estudiantil, juega fútbol y toca el violín. O sea que no solo es un niño normal sino un niño que sobresale en todas sus actividades.
Nosotros estamos siempre muy agradecidos con el Dr. Jaramillo porque a diferencia de los médicos que practican la medicina tradicional solo buscan llenar sus bolsillos sin importarles la verdadera razón de ser de sus profesiones, él nunca nos cobró por una consulta, nos atendió muchas veces en su casa como si fuéramos sus amigos de toda la vida y cada vez que necesitamos preguntarle algo nos atendió en el teléfono con mucha amabilidad y sin ninguna petulancia.
Su misión de dar a conocer y difundir sus conocimientos basados en investigaciones y estudios científicos son dignos de reconocimiento y yo le agradezco muchísimo por esta entrevista porque él se merece todo esto y mucho más.
A continuación he querido compartirle un video de Diego Mauricio tocando el violín el pasado mes de febrero, interpretando la música de la película los piratas del Caribe, si lo considera útil, tiene nuestra autorización para usarlo en su programa como testimonio. Actualmente nuestro hijo tiene 16 años y goza de una espléndida salud y es un joven sobresaliente en sus estudios.

Cordialmente, 
Diego y Ximena Giraldo